Sobre mi


Me llamo Maria Bagur, soy de Menorca y soy joyera.

Fue realizando la carrera de Bellas Artes donde descubrí el mágico mundo de plasmar objetos con mis manos. El paso por la Llotja y la Massana amplificó ese sentimiento por la artesanía y, desde entonces, la joyería pasó a ser mi compañera de viaje.

Todos mis diseños están inspirados en la isla de Menorca, mi tierra de origen, que le aporta ese estilo mediterráneo. En cada pieza se ven reflejadas las formas limpias y sinuosas de la naturaleza, como la luz, el mar, las olas, el cielo, la tierra, los árboles trabajados por el viento, consiguiendo así que cada pieza sea única.

La artesanía, la originalidad y la exquisitez son los tres puntos clave que tengo en cuenta a la hora de diseñar las piezas. A partir de la inspiración, realizo trabajos artesanales de oro y plata, que pueden aparecer en su forma más pura o combinados entre ellos y, por qué no, incorporando a los diseños otros materiales y piedras preciosas.

Todas las piezas nacen por la necesidad de crear pequeños universos, donde el metal es la parte fundamental, y también el soporte donde plasmar y reproducir las ideas. El metal es como un lienzo blanco para un pintor, si no lo tratamos con el respeto que se merece, raramente el resultado final brillará con todo su esplendor.

Disfruto mimando y personalizando todas las piezas y, gracias a ello, he podido conseguir que mi trabajo sea mi pasión. Así en 2018 nació Joia Bagur.